Cómo superar la dependencia emocional

Cuando tu felicidad comienza a depender de otra persona o situación, entonces te encontrarás en una posición de dependencia emocional. No es algo fácil de enfrentar, tampoco es tu culpa, pero es algo vital hacerle frente. Hoy aprenderás cómo superar la dependencia emocional de la mejor manera.

Se necesita coraje para aprender a superar la dependencia emocional, pero vale la pena  hacerlo para que te sientas en control de tu vida. Volverte indenpendiente de forma gradual requiere e tiempo y práctica, pero puedes lograrlo.

1 Evita entregar la responsabilidad de tu felicidad a otros

Las personas que no saben cuidarse a sí mismas emocionalmente son más propensas a buscar a alguien que lo haga por ellas. No importa cuán bien alguien te haga sentir, es una buena idea preservar y desarrollar la autosuficiencia emocional.

Cómo superar la dependencia emocionalAprender esto requiere autoobservación y práctica, pero eventualmente serás capaz de resolver tus cosas en situaciones donde normalmente dependerías de alguien más. Aquí te comparto una serie de consejos para lograrlo:

-Reconoce tus necesidades y prioriza tu felicidad
-Practica disfrutar tu tiempo a solas.
-Observa y acepta tus emociones.
-Busca distintas fuentes de actividades o cosas que te aporten felicidad y conexión.
-Enfócate en lo que es positivo en lugar de lo negativo.
-Haz una lista de autoafirmaciones positivas.

2 Reconoce la dependencia emocional en sus distintas formas

Todos hemos experimentado alguna vez un sentimiento que podría ser explicado a nivel inconsciente como un niño saltando y gritando ¡Quiero mi helado! Para él el helado significa todo en el mundo en ese momento, pero es simplemente un capricho.

Cómo superar la dependencia emocionalSi nosotros estuviéramos viendo la escena, es obvio que el niño estará bien sin el helado… Pero a este punto es importante que veas ese niño en ti y que reconozcas cuando podrías estar dejando recaer tu felicidad en algo que no necesitas, un capricho.

Identificarlo puede abrir los ojos. Por ejemplo, un pensamiento como:

“La gente me vuelve loco”, puede ser reinterpretado como “No puedo ser feliz a menos que todos sean amables conmigo”, lo cual es irreal y dependiente.

Otra frase es: “nada tiene sentido”, lo que es otra manera de decir “Yo requiero que todo tenga sentido para ser feliz”. Reconocer esas creencias arbitrarias que retienen tu felicidad puede liberarte.

3 Toma responsabilidad por las creencias de dependencia

Tal vez el paso más importante en esta guía de cómo superar la dependencia emocional. Es muy fácil volverse repentinamente adicto psicológicamente a algo, como la intimidad física, compañía o aprobación externa. Si comienzas a decirte a ti mismo que “necesitas” algo eso va a alterar tu realidad. Es cierto que puedes persuadirte de cualquier cosa, pero es mejor si lo haces con responsabilidad.

Cuando dependes de algo, tu mente crea un sistema de autorecompensas y autocastigos alrededor de eso.

Por ejemplo: podría estar repitiéndome una y otra vez que “necesito” ver un carro violeta. Si comienzo a creerlo genuinamente y a esperar que ocurra, esto afectará mis emociones. Cuando por fin vea un carro violeta, podría llegar a sentir mucha felicidad. Así funciona esto.
Cómo superar la dependencia emocional

Entonces podría decir que los carros violeta “me hacen” feliz, pero eso no es verdad. Yo hice que mi felicidad dependiera de eso al autopersuadirme de que era lo  que necesitaba. Y me premié a mí mismo con felicidad al ver el auto violeta. ¿Te sorprende o te suena conocido?

4 Evita idealizar a alguien o algo

Mientras más idealizamos lo que queremos, más profundamente caemos en las arenas movedizas del deseo. Mientras más imaginas que algo sea perfecto, o cuando colocas a alguien en un pedestal, estás preparando una gran decepción.

Tener a alguien como si fuese alguna clase de “salvador” es algo peligroso. Imaginar que alguien tiene la habilidad sobrenatural de completarte es una forma de persuadirte a ti mismo de que no puedes vivir sin esa persona y que nunca te podrías sentir bien haciendo tu vida independiente.

La idealización es una forma de escapar de la vida. En lugar de lidiar con la realidad, creamos una fantasía en la que nos perdemos. Es fácil volvernos adictos a una fantasía.

Una señal clásica de que has idealizado a alguien es la tendencia a ignorar o negar la evidencia que contradice tu deseo de cómo sea esa persona.

Conclusiones

Estos pasos de cómo superar la dependencia emocional son generales y prácticos. Requiere práctica y en ocasiones ayuda especializada para superar la dependencia emocional. Sin embargo, tampoco debemos ser tan estrictos con nosotros mismos. Vivimos en un mundo social, somos una especie que necesita relacionarse, nadie es completamente independiente. Lo ideal es encontrar un punto óptimo, y desarrollar el esquema mental que apunte a algo como: “No es que sea feliz por las cosas que pasan. Soy feliz a pesar de todo lo que pasa”.

Y tú, ¿alguna vez te has encontrado en una relación de dependencia emocinal? ¿Dependías de alguién? ¿Alguien dependía de ti? Comparte tu comentario si tienes alguna duda. Tu opinión es importante.

Landys J ÁlvarezAutor: Landys J Álvarez Licenciado en Psicología Mención Clínica, con formación psicoterapéutica en Psicodrama.